Saturday, 12 January 2008

Carlos Valverde Barbery convoca a la juventud cruceña a derramar su sangre

Asume abiertamente la postura independentista; los cívicos lo llevan a cuanto acto sea posible, lo que implica que en el fondo están de acuerdo con su posición

La estrategia de los cívicos es usar para sus planes a cualquier personaje que les sea útil. Es así que hace algún tiempo han optado para sacar del armario de los recuerdos y llevar como un estandarte más al anciano Valverde, conocido por los falangistas y movimientistas como el "loco Valverde", a quien hasta hace un año ni lo tomaban en cuenta por haber fracasado en casi todos sus proyectos fascistas y ser una mala imagen. A este personaje, pese a sus antecedentes, el movimiento cívico empresarial lo presenta como ejemplo para la juventud. Ahora, Carlos Valverde Barbery, de nefasto pasado, a nombre de los intereses históricos de Santa Cruza y como parte de un plan guerrerista en acuerdo con los cívicos convoca a la juventud cruceña a prepararse para un enfrentamiento de carácter épico.

Currículum de un personaje que los cívicos presentan como ejemplar

Carlos Valverde Barbery, beniano de origen cruceño de quien se dice que también tiene raíces collas, fue primero y brevemente militante de la juventud comunista pero luego militó largamente en la Falange Socialista Boliviana (FSB). Golpista y conspirador empedernido, inauguró su participación en política en las frustradas asonadas golpistas de los terratenientes cruceños contra el gobierno del MNR en la década de los 50, formando en 1957, por encargo de FSB, la Unión Juvenil Cruceñista. Como se ve su iniciación política está marcada por la violencia que FSB siempre justificó como necesaria ante el “peligro comunista” a veces inexistente. Fue opositor sañudo del régimen emenerrista, organizó una guerrilla contra él y luego encabezó la lucha contra Sandoval Morón. Fue diputado el año 1966 y se opuso a Barrientos, Ovando y Torres. Fue partícipe destacado en el golpe de 1971, cuando el 20 de agosto, en Santa Cruz, metralleta en mano intervino la universidad pública. Está relacionado con la matanza de estudiantes y obreros en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) y Federación de Fabriles. Como premio recibió el cargo de Ministro de Salud de la dictadura dirigida por Banzer a la cabeza del Frente Popular Nacionalista, nombre de la alianza FSB-MNR y FFAA, pero no tardó en ser echado de forma escandalosa del entorno palaciego por su notable carácter disociador y conspirador, y no poder superar su odio al MNR. En 1974, tras descubrirse su intento de golpe, tuvo que escapar al exilio. En 1980 participó como candidato presidencial en las elecciones nacionales obteniendo pocos votos pues al parecer ni la militancia falangista votó por él. De ese revés nació su resentimiento que fue aumentando para concluir más tarde en un rompimiento definitivo con este partido. Valverde no pudo conseguir ser el heredero de Únzaga de la Vega y de Mario Gutiérrez por no tener suficientes luces teóricas y capacidad para dirigir, así terminó dirigiendo sus esfuerzos hacia la destrucción de FSB. En cierto momento su nombre apareció en las listas de la DEA y se sabe de su dependencia del alcaloide que hasta ahora le persigue. Su carácter beligerante lo llevó a reaparecer en 1981, en una acción violenta y aislada, esta vez en la toma del Campo petrolero Tita, encabezando un grupo de seguidores, protestando contra el dictador Luis García Meza y exigiendo su salida del gobierno. Supuestamente este hecho es para Carlos Valverde hijo, también participe de la aventura, una prueba de apego a la democracia y parte de la lucha por recuperarla, siendo que en realidad esta acción estuvo marcada por el notable ego del líder que buscaba salir de su aislamiento y como reacción contra quienes se opusieron a su participación en el régimen garciamecista que estaba repleto de falangistas que le odiaban. Antes de esa rebeldía de ultima hora, los Valverde y muchos de los padres y abuelos de los actuales civicos autonomistas vivieron felices los primeros meses de la dictadura y la recuerdan como una bella época pese a que Santa Cruz fue declarada región militarizada, eso contra lo cual, ahora, protestan por la posibilidad de que el MAS haga lo mismo. Fue radical opositor derechista a la UDP. Producto de las elecciones del 80 fue diputado el año 1983. Reapareció en 1987, fundando el Movimiento Federalista Democrático (MFD), como parte de su intento de borrar su pasado falangista, pero el MFD fue un partido que fracasó en términos electorales aunque sembró la semilla del actual movimiento de corte separatista, disimulado de autonomista, que cada día asume contornos más claros por ejemplo con la aparición del estatuto autonómico, que según algunos se ubica más allá del federalismo pues plantea que Santa Cruz tenga su propia soberanía, cuestión que los círculos cívicos manejan como algo normal. Valverde, tras sus fracasos juró que no volvería a la política, pero el año 2000, en el segundo gobierno de Banzer, cuando la crisis social se iniciaba y conflictos como la Guerra del Agua ponían al gobierno en aprietos, Valverde y la Unión Juvenil Cruceñista reaparecieron llamando a tomar las armas para matar collas y desbloquear los caminos obstruidos por los colonizadores, procediendo a llenar listas de voluntarios para marchar a Yapacaní y San Julián. También estuvo apoyando la creación del grupo Nación Camba. Actualmente, con la senilidad ¡quién lo creyera! ha evolucionado a posiciones más ultras planteando la independencia total de Santa Cruz como una nueva república, tal como el argentino Gandía proclamará en su libro provocador escrito en los años 30 por encargo de las petroleras y del gobierno paraguayo de ese entonces. En medio de su accionar tan díscolo es destacable como fenómeno político de persistencia y que evidentemente ha influido con sus posiciones derechistas en el entorno regional. Ya en el programa que enarboló cuando fundó el MFD aseguraba, como hoy predican los cívicos, que todos los males del país se debían a la existencia del centralismo, sin entender el carácter clasista del estado, y que es producto de la realidad económica y de atraso.

Los cívicos cruceños han decidido ponerlo a su lado

Pese a haber asumido abiertamente la posición independentista, los cívicos han decidido llevar a Valverde a cuanto acto sea posible, lo que implica que en el fondo están de acuerdo con su posición como una opción a tener en cuenta. Aparece en las asambleas cívicas, en concentraciones y en los cabildos carnavalescos, donde expresa de forma crasa ideas ultristas, por ejemplo en la ultima Asamblea de la Crucenidad señaló que ser patriota “no es morir por la patria sino matar por ella” en una clara convocatoria a entregarse a la violencia fratricida a nombre de la patria camba. Los grupos ultras que presionan sobre el Comité Cívico y el Prefecto, y que parecen tenerlos secuestrados, lo adoran y lo llevan en andas como un santo o como una momia viviente. La aparición de estos movimientos cívicos ultras parece haberle inyectado a Valverde nuevas hormonas y los cívicos, presurosos, no temen mostrarlo como destacable y ejemplar “patricio cruceño”. La Federación de Fraternidades lo ha galardonado como “ciudadano ilustre”, por paradójico que parezca igual trato ha recibido de parte de los sirvientes de los cívicos en la universidad cruceña que Valverde intervino a bala en los 70. El propio prefecto Rubén Costas y el presidente cívico Branco Marincovic no se cansan de llevarlo como un amuleto, de mostrarlo a su lado, besarlo y abrazarlo. Es tal vez por cobardía, para que Valverde diga lo que ellos no se atreven, o para usarlo como espantapájaros del gobierno del MAS. En todo caso la agrupación Autonomías Para Bolivia tiene mucho que con ver con el retorno de este Lázaro. Esto es un fenómeno que forma también parte de la realidad cruceña, donde la clase dominante, esa oligarquía regional dominada por terribles miedos conservadores, amarra a la juventud a su carro autonomista liberal, y la obliga a sostener lo viejo, el pasado, sin permitirles pensar diferente, exigiéndole se mantenga en cánones caducos o sea superados, no otra cosa es esa convocatoria a defender “nuestro modo de vida”. A la vez, y como compensación, permiten el desenfreno alcohólico y sexual de los jóvenes. Qué dramático que los cívicos que se dicen ser defensores de la familia y de sus hijos pongan de ejemplo a Carlos Valverde Barbery. Lamentablemente a ello se debe que Santa Cruz no haya podido remontar el modernismo cultural, sino tener copias burdas, y se haga del costumbrismo algo obligatorio. Los que se salen de esos límites están condenados al ostracismo en su tierra o ser vistos como raros o como “collas traidores”.

El plan guerrerista para lograr la independencia

Sin embargo la juventud se resiste a la guerra

El triste espectáculo de Carlos Valverde Barbery se da en momentos que se produce el diálogo entre gobierno y prefectos, cuando gruesos sectores de la población cruceña, especialmente jóvenes adultos de diversos estratos sociales, esperan que de ese encuentro salga una solución que aleje a los fantasmas de un enfrentamiento sangriento promovido por los fanáticos autonomistas y masistas. La gente anhela una solución dialogada porque teme que por la pelea de comadres de civicos y gobierno se la arrastre a una confrontación que divida amistades de toda la vida y acabe con lazos familiares establecidos, que haga inviable el desarrollo del país, que promueva su pulverización y el agravamiento de la crisis económica. Pese a eso, Valverde, junto a otros de su generación y viejas beatas, van esparciendo su veneno por todos lados, reuniendo a la gente para anunciarles la próxima conflagración, llevando su proclama y enlistando personas en un libro de registro en el cual anotan los teléfonos de los “voluntarios” para llamarlos cuando suene el clarín de la guerra. Le siguen un grupículo de mozalbetes, unos enceguecidos por el fanatismo que reciben de la labia de los viejos carcamanes, otros simples alquilados y manipulados por la plata y la prebenda. Las encuestas de televisión muestran a los jóvenes diciendo que esperan que los bandos lleguen al diálogo y no a la guerra, pero los vejestorios, sobre todo esos que se sientan en la plaza para ver si seducen a alguna jovencita, dicen que los jóvenes deben prepararse nomás para ir a la conflagración bélica o sino cargar con la cruz de traicionar a “Santa Cruz que es como la madre”. Como prueba clara de que gran parte de la fuerza, iniciativa y financiamiento de la violencia es liderada por gente muy mayor que cree que los jóvenes son pelados a los cuales pueden manejarlos de los mocos, está lo sucedido en las puertas del hotel Los Tajibos la semana pasada, cuando llegó García Linera a reunirse con personeros de la Jindall, y aparecieron a la puerta unos cuatro vejetes comandando a muchachos, incluso menores, reclutados por plata en las esquinas y canales, haciendo escándalo y ruido con petardos y gritos contra la presencia de Linera en Santa Cruz. Los medios cobardes se callan ante este uso y abuso de menores y dijeron que eran “vecinos molestos con Linera”. Hasta ahora, el plan de los cívicos ultras no funciona, porque esperaban que tras las declaraciones de Carlos Valverde Barbery una oleada de gente sensibilizada, viendo a ese anciano con el vigor suficiente para convocarles a la guerra, decida salir a las calles en manifestaciones pidiendo armas y muerte. Eso no ha sucedido. La juventud cruceña, por lo menos la trabajadora y responsable, afortunadamente no sigue a los viejos derechistas, pero el miedo a decir la verdad cunde pese a que los cívicos dicen que “vivimos en la tierra sin dueño”. Del miedo también la juventud debe sacudirse, es imperioso para que las nuevas generaciones no digan que efectivamente los que tuvieron la posibilidad de denunciar la verdad no lo hicieron. Poco antes de morir la ex secretaria de Hitler, una bella joven que creía en las bondades del Führer y que luego sintió una gran frustración y congoja al saber de la matanza de judíos, confesó que por mucho tiempo se excusó de haber simpatizado con el nacional socialismo diciendo que en ese entonces ella era joven y que no tenía forma de conocer la verdadera cara del régimen nazi. Sólo al saber de la historia de universitarios alemanes ejecutados por los nazis por hacer propaganda contra la guerra y contra Hiltler, ella realizó su autocrítica y afirmó, con lágrimas en los ojos: “ser joven no es una excusa, yo debía saberlo”. Ojala que esta escena no se repita con muchos jóvenes cruceños de hoy cuando la cara brutal de los cívicos se revele completamente haciendo de Santa Cruz un pueblo odiado. Ser joven no es excusa para callar la verdad y se permisivos con viejos fascistas criminales como Valverde y compañia.

Marcelino Villarreal - ASC Noticias

10 comments:

Yo nomas said...

Interesantes tus fuentes, google el nombre del autor, y de los primeros 20 resultados, salen 4 o 5 artículos publicados por el señor, en todos, sin excepción ataca al modo de vida, las costumbres, los lideres y hasta a las mujeres cruceñas, marcado resentimiento el que comparten el señor ese y vos, triste situación esa...

Rebelde said...

No sé a qué te refieres, en este artículo se hace un análisis de los símbolos utilizados por algunos grupos de plutócratas, en este caso la figura de Carlos Valverde Barbery. No veo alusión alguna (mucho menos ataques) al 'modo de vida, las costumbres, los líderes y hasta las mujeres cruceñas', a no ser que estés sugiriendo que cada cruceño se comporta como este señor, en cuyo caso saldré yo (y estoy seguro que mucho otros bolivianos más) a defender al pueblo cruceño por mellar su dignidad. No confundas el análisis político de ciertos personajes con 'el ataque a todo un pueblo', eso es alarmismo, eso es mentir, eso es deshonesto, eso es comportarse como ciertos 'miedos de incomunicación' que buscan sembrar el miedo en la gente utilizando la mentira y su poder mediático para causar terror.

Yo nomas said...

Por lo visto no te tomaste la molestia de leer mi comentario, mi comentario dice que de los primeros 20 resultados (de una busqueda en goglee del autor de este ataque a un hombre que lucho por varias cosas como dirigente y fundador de la union juvenil cruceñista, por ahi deberías buscar y leer de como se logró el 11 % de las regalías, o quienes encabezaron la lucha para que podamos elegir alcaldes) aparecian 4 o 5 artículos escritos por este señor, publicados todos en webs oficialistas, donde ataca la forma de vida, los líderes, inclusive en uno de ellos, escribe y descríbe de una muy mala manera a las mujeres cruceñas, lo cual me parece una acción baja...

Te invito, primero a que leas el comentario ( por ahi no se entendió bien la primera vez) luego buscalo, leé los artículos escritos por este Sr. y notaras un ataque directo, y sin fundamento, excepto el de las mentiras y acusaciones que utiliza el gobierno para desacreditar a todo el que no comulga con sus ideas.

Saludos

Lucybel said...

Creo que nadie es dueño de la verdad absoluta, NADIE, y si bien el señor Marcelino Villarreal tiene artículos que "muestran" una fasceta del modus de vida de alguna gente en el oriente boliviano (que para nada refleja el 100% de la población de aquella región) eso no quita la validez del análisis realizado sobre las acciones y actuaciones del señor Valverde (que la verdad, son tan obvias que...).
Que instiga y distorciona la verdad?, pues, decir que NO es sencillamente ser más que ciego.
Pregonar que es el UNICO es tambien una falsedad, muchos lo hacen y los hay en ambos bandos: oficialistas y opositores.
En un momento crucial en nuestra historia democrática, creo que, el ser capáz de leer u oir opiniones contrarias a nuestras ideas CON LA MENTE y no asi con las hormonas, de forma OBJETIVA más que nada, es algo que se debe promover.
Gracias Rebelde por tu blog y el compendio de artículos tan diversos, interesantes, reflexivos y punzantes.
No sé cual fue el objetivo inicial, yo sé que gracias a él en mucha gente se ha generado una "fiebre" de análisis, de querer investigar y saber si lo que se dice en cierto, inclusive en tus detractores a los que tienes navegando en internet buscando artículos para refutar los tuyos :D :D.

boris miranda said...

Es un ejercicio inforamtivo rescatable por los datos que aporta frente a una determinada figura pública. Algunos de esos datos son parte de la memoria de cualquier familia cruceña y no pueden ser rebatidos. Otros no tan del manejo público deberían de ser contrastados con otras lecturas, yo creo que todos felices si el debate es en esos términos.
Otra cosa es basurear y generalizar precisamente quejándose de la generalización de otros.
Sobre el material en cuestión, repito, me sirve para recordar algunas cosas que ya sabía, consultar por otros datos de los que no estoy seguro y eso básicamente. De ahí a estar de acuerdo con aseveraciones como " A la vez, y como compensación, permiten el desenfreno alcohólico y sexual de los jóvenes." queda mucho trecho.
Nunca dejará de ser necesario que nos vayamos nutriendo de fuentes informativas. Si queremos debate serio elevemos los términos del mismo, sin basurear innecesariamente. Estoy seguro que todos al elevar el nivel también mejoraremos nuestro nivel de documentación y fuentes. Este blog, y espero que también el mio, aporta en ese sentido.

Rebelde said...

Yonomás, como te dije anteriormente, lo que busco con este artículo es comentarlo y ponerlo a discusión de ustedes. Los otros comentarios que encuentras en 'google' no tienen relación con el historial del personaje que se analiza en este artículo y por lo tanto no merecen análisis.

Lucy, como siempre con la razón: nadie es poseedor de la verdad absoluta, y como bien dices, se debe desconfiar mucho más de aquellos que dicen poseerla. Si dejamos de cuestionar lo que los medios dicen entonces ya estamos tan adormecidos que no podemos pensar más allá.

Boris, ese material está para ser analizado, discutido, rebatido o quizás corregido. La participación ciudadana, y también aquella especializada en los medios, es fundamental para que los medios no nos mientan o no nos metan miedos dejándonos incomunicados. Ese es el reto de este sitio. Me alegra saber que tú también luchas por el mismo ideal.

Saludos Rebeldes a todos

Javier Sandoval A. said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Rebelde said...

Javier Sandoval A. no tiene cabida en este blog hasta que levante su bloqueo y se deje de chapucerías, pero sobre todo hasta que se deje de ser tan pusilánime y libelista.

Javier Sandoval A. said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Richard Sánchez said...

Qué buenos datos compañero montonero, me sirven mucho para una notita que estoy escribiendo. Felicidades por el blog y a ver si me pasas algunas ayuditas, estoy tratando de armar uno personal.
Por el momento publico algunas cosas en www.revistalamalapalabra.blogspot.com

Un abrazo bien rebelde...